¿Sufres de piernas cansadas?

¿Alguna vez te has preguntado porque te cansas tanto? ¿Por qué aún cuando acabas de levantarte sientes las piernas doloridas y cansadas? Aquí te decimos las causas

Nuestro organismo transporta sangre, la cual va cargada de oxígeno y nutrientes, ésta a su vez llega a las piernas impulsada por el corazón a través de las arterias, y después de haber oxigenado y nutrido tejidos, regresa a dicho órgano y pulmones por medio de las venas; si alguno de estos procesos falla, hay dificultad en el regreso de la sangre, originando así un estancamiento en las extremidades inferiores. A esto se le conoce como piernas cansadas o insuficiencia venosa, lo cual puede también generar la aparición de las temibles várices (dilatación de las venas que están debajo de la piel).

¿Sufres de piernas cansadas?

¿Qué lo puede ocasionar?
• Antecedentes familiares de problemas circulatorios.
• Vida sedentaria.
• Permanecer de pie mucho tiempo.
• Exceso de peso.
• Embarazo.
• Clima caluroso.
• Medicamentos a base de hormonas femeninas (estrógenos).
• Hipertensión arterial (aumento de la presión sanguínea a través de las arterias).
• Diabetes mellitus (incremento de los niveles de azúcar en sangre).
• Tabaquismo.


¿Cómo lo puedo identificar?
• Inflamación de piernas, tobillos y pies.
• Dolor y calambres.
• Sensación de pesadez y adormecimiento.
• En casos más avanzados, la piel de las extremidades inferiores se torna color violeta y pueden aparecer heridas susceptibles a infectarse, conocidas también como úlceras.


¿Cómo puedo prevenirlo?
• Practicar ejercicio: caminar, natación, ciclismo o spining.
• Mantener peso corporal lo más cercano al ideal.
• Refrescar las piernas con baños de agua fría.
• Elevar las extremidades todos los días durante 15 minutos.
• No usar ropa demasiado ajustada.
• Utilizar calzado con tacón de 3 a 4 centímetros como máximo.
• No fumar.
• Usar medias elásticas de compresión graduada (contribuyen al retorno de la sangre acumulada en las piernas hacia corazón y pulmones).
• Mantener bajo control médico enfermedades como hipertensión arterial y diabetes.
• Administrar medicamentos hormonales sólo bajo vigilancia médica.